Búsqueda del motor de juego adecuado

Como ya sabíamos que íbamos a utilizar un motor gráfico ya implementado, una de las tareas que resultó bastante compleja fue la de definir cuál usar.

Entre todas las opciones disponibles, inicialmente nos gustaron 2. AGS y Wintermute.

Luego de iniciar la implementación de algunos prototipos, Wintermute fue la que surgió como vencedora. AGS parecía tener varios puntos a favor en cuanto a facilidad de uso y funcionamiento de ciertos algoritmos base, pero Wintermute venció en 2 puntos que resultaron importantísimos a la hora de decidirnos.

1) Wintermute nos dio soporte para utilizar escenarios en altas resoluciones. Nuestro juego se está basando en una resolución de pantalla 1280×720. La resolución máxima que soportaba AGS era de 1024×768, imposibilitándonos desarrollar un juego para monitores WideScreen y limitando las posibilidades del ilustrador.

2) Otro motivo fuerte fue que Wintermute nos daba más soporte de bajo nivel para desarrollar modificaciones y agregados a las funcionalidades que ya vienen implementadas en el engine.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *